Del 1 al 10, ¿cuán lindo/linda eres?

Hace unos cuantos meses hablaba con un amigo (el cual siempre me decía las cosas como son) y la conversación era la siguiente:

El: ¿Tú piensas que eres linda?
Yo: No sé, eso es algo que otras personas pueden contestar mejor que yo.
El: Del 1 al 10, ¿cuánto te pondrías?
Yo: Mira, yo no sé.
El: Dime.
Yo: Pues, que sé yo, ¿cinco?
El: Jolly, tú tienes el autoestima baja.
Yo: No es eso, es que soy realista.

Antes de comenzar tengo que admitir que soy bastante terca y me tardo en internalizar las críticas constructivas. Les confieso, esa siempre ha sido mi excusa: soy realista. Después de, quizás, una semana le dije: “Es verdad lo que me dijiste, Carlos, tengo el autoestima baja”. Sí, soy de ese 98% de las personas que tienen el autoestima baja y no lo aceptan. La realidad es que el tema del autoestima es muy complicado. Por eso no voy a tratar de explicar el porqué de la baja autoestima. De hecho, este escrito va a ser un tantito diferente; quiero un poco de desahogo y, tal vez, con mis experiencias no sientas que eres el único o la única que está pasando por esto.

Podría escribir sobre cómo desde pequeña he tenido problemas de autoestima por culpa de la sociedad, la cual nos dice cómo debemos ser y cómo debemos actuar. ¡NO! Primero, tengo mis reservas con echarle la culpa a la sociedad, ya que todos somos la sociedad. Segundo, ese es el problema más grande que tenemos: la culpa es de todos menos de uno. No obstante, creo que de cierta manera somos influenciados por lo que vemos, lo que leemos y lo que aprendemos. Con respecto a mi físico he podido manejar (más o menos jajaja) cómo me siento al respecto de mis defectos. Ahora, si hablamos de personalidad… es otro cuento.

Les prometo que no voy a hablar de amor en este escrito, pero voy a usar algo relacionado al amor en mi ejemplo. Cuando Del 1 al 10 (1)
me gusta un muchacho siempre pienso que jamás me va a corresponder porque soy: rara, terca, “loud”, sarcástica, mi humor es negro, me rio un poquito más alto de lo normal y, para cerrar con broche de oro, no soy muy afectiva que digamos. Esto me hace sentir inadecuada, lo que me hace sentir incómoda conmigo misma. Okay, okay. Sé que piensan que es normal tener esas preocupaciones. Puede ser normal, pero no creo que sea saludable. No es saludable que yo piense de esa manera sobre mi persona, no es saludable ser insegura. Muchas veces me encontré contándole a mi madre sobre lo que pasó con “Mengano” y diciéndole: “Mamá, él es mucho para mí. Yo no soy una buena persona, siempre me expreso de la manera incorrecta. No le va a gustar mi forma de ser y para el colmo no soy lo suficientemente bonita para hacer el balance jajaja”. Sí, porque siempre me escondo detrás de la máscara de la risa.

Confesión: Tengo el autoestima baja y estoy trabajando con ella.

Gracias a personas como Carlos, mi mamá, Rochely, entre otras personas que Dios me puso en el camino, he podido trabajar con esta situación. He ido reconstruyendo mi autoestima mediante la relación que llevo con Dios. Diariamente, voy trabajando mi autoestima para que Jolly Ann pueda vivir felizmente con ella misma. ¿Por qué? Porque genuinamente quiero ser la mejor versión de mi misma. Quiero reflejar lo que realmente soy, no el mal concepto que tengo sobre mi persona. Quiero reflejar el amor de Dios y para hacer eso tengo que aprender a valorarme. Tengo que aprender a verme con los ojos de alguien que me ama profundamente: Dios. Ahora bien, te pregunto: Del 1 al 10, ¿cuán lindo/linda te sientes? Del 1 al 10, ¿cuán hermoso/hermosa eres? Ahora mismo me siento como un 8, pero sé que algún día llegaré a sentirme como un 10.

 

Un beso cibernético,

 

Jolly Ann

Advertisements

8 thoughts on “Del 1 al 10, ¿cuán lindo/linda eres?

  1. Espectacular! Nunca dejes de expresar lo que sientes. Eres un ser humano hermoso y cree siempre en ti. Eso es lo mas importante. Para los ojos de Dios y todas las personas que te conocemos y queremos mucho siempre vas a ser un 10.

    Like

  2. Súper!!! Yo te daría más, porque la realidad es que tu hermosura vale Muy Caro. Esa belleza no fue comprada en cualquier tienda de Plaza ni en ningún mall. Fue comprada en una Cruz. Esa belleza no fue pagada con $100, ni con $500, ni con $10000000000.00. Fue pagada con Sangre Preciosa. Por eso, no es que vales mucho… no. Tu hermosura vale CARO. Asi que si te pones a ‘regatear’ con la puntuación vas a tener que seguir añadiendo números. Porque eres doblemente hermosa. DTB!!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s