Con el miedo de caer, y la convicción de que volaré

¡Cómo la vida tiene una manera tan exquisita de ponernos en situaciones difíciles! Donde requiere que enfrentemos nuestros miedos y salgamos de nuestra zona cómoda. Normalmente, por lo menos en mi caso, el miedo viene acompañado de la incertidumbre, de no estar segura de lo que puede pasar. Ves, soy del tipo de persona que me gusta ponderar sobre la vida, mis situaciones, mis sentimientos. Me gusta explorar lo que siento, considerar las posibles consecuencias, y entonces tomar una decisión. Lo que hace que sea un proceso largo y tedioso. Si les soy dolorosamente honesta, no hay cosa que soporte menos que la incertidumbre… porque no me deja ver más allá de lo que tengo de frente. Por eso, casi siempre que me encuentro en una situación difícil está relacionada con el futuro. Lo que me lleva a disfrutar del presente. ¡Dios! ¡Cómo amo el presente! En el presente podemos hacer tantas cosas hermosas; construimos nuestro futuro. Sin embargo, hay momentos en los cuales vivir en el presente se nos hace, pues, un reto.

La Real Academia Española define miedo como una perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario. Sí, sí… exactamente lo que estoy sintiendo ahora. No sé si lo han experimentado, pero cuando le confiesas a alguien que tienes miedo rápido te tienen una solución mágica para enfrentarlo. Ejemplo: “¡Enfrenta tus miedos!”, “¡Ten confianza en Dios!”, “¡Baila en el Yunque, da tres pasos a la derecha, y grítale a Yukiyú tus pesares!”. Y si eres como yo, te dan ganas de mandarlos a freír papas en McDonald’s. Pero… como quieres estar bien con Dios no lo haces. La realidad es que nunca he antagonizado con el miedo, más bien en ciertas ocasiones ha prevenido que me exponga a situaciones riesgosas. El miedo es importante porque nos pone en estado de alerta y somos cautelosos con nuestras acciones. Ahora bien, el miedo llega a ser problemático cuando nos impide hacer la voluntad de Dios.

Hace algunas horas estaba en Pinterest y me topé con una imagen que decía: “¿Qué harías si no tuvieras miedo?”. ¡Me encantan estas preguntas sencillas! Son fáciles de contestar y difíciles de ejecutar. ¿Qué harías si tuvieras el valor? Esa es una buena pregunta también. ¿Cuántas metas lograríamos si tan solo tuviéramos el valor para ir en pos de ello? En estos momentos quisiera ser como la reina Ester, tener ese valor de enfrentarme a las situaciones con la convicción de que estoy haciendo lo correcto. De igual manera, creo en que todo conlleva un orden, y de que siempre Dios nos va a retar a ser mejor de lo que somos ahora.

« Si te quedas callada en un momento como este, el alivio y la liberación para los judíos surgirán de algún otro lado, pero tú y tus parientes morirán. ¿Quién sabe si no llegaste a ser reina precisamente para un momento como este? ».

Ester 4:14 (NTV)

yaYo vivo enamorada de este versículo en específico porque todos nos podemos relacionar y sentirnos parte de él. Cuando leemos el capítulo cuatro de Ester nos damos cuenta de que Ester también tenía dudas, y la incertidumbre era real en su vida. Estaba en una situación complicada, ya que su pueblo iba a perecer si ella no abogaba por ellos o ella podía morir en el intento de salvar a su pueblo. Dios utilizó a Mardoqueo para crearle conciencia a Ester en medio de su incertidumbre, y de esa manera Ester tomó lo pasos que le correspondían para lograr su objetivo, su propósito. Así que puedo llegar a la conclusión de que a pesar de nuestros miedos, a pesar de nuestras preocupaciones, a pesar de nuestras circunstancias, Dios se encargará de darnos el valor que necesitamos para hacer su voluntad. ¿Quién sabe si no llegamos a ser lo que somos precisamente para un momento como este?

 

Un beso cibernético,

Jolly Ann

Advertisements

4 thoughts on “Con el miedo de caer, y la convicción de que volaré

  1. Yo solo diré: “La mejor escritora ever.” Porque no se trata de escribir de un tema y ya. Sino, que esto va más allá de una vivencia. Desde que te conocí (Ciberneticamente) dije que no había una Cyber Best Friends como tu. A 30 días de que termine el año y adivina? Lo sigo diciendo jajajaja LOVE YOU ATT.

    #LasHistoriasDeAngeloYJolly

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s